Informe de investigación


URI permanente para esta colección

https://rid.ugb.edu.sv/handle/123456789/65

Envíos recientes

  • Publicación
    Estado de salud de la población de tortuga golfina (Lepidochelys olivacea) en zona costera del oriente de El Salvador
    Sanchez, Osmel (Editorial UGB, 2020-12-10)
    Las tortugas marinas son una especie clave y muy sensibles a los cambios en su entorno. Están amenazadas por la contaminación, los cambios en la salud de los océanos, la alteración del hábitat y la ingestión de plástico. Además, pueden existir amenazas adicionales relacionadas con la salud. Comprender estos temas es fundamental para dirigir los esfuerzos futuros de manejo y conservación, especialmente para las poblaciones de tortugas marinas. Estas criaturas son solitarias y permanecen sumergidas casi todo el tiempo, lo que dificulta su estudio. Tienen hábitos migratorios y durante la temporada de reproducción, se trasladan a las cercanías de las playas de anidación donde pueden permanecer durante varios meses. El apareamiento ocurre en los corredores migratorios y en las cercanías de las playas de anidación. Las poblaciones de tortugas marinas están siendo diezmadas por muchos factores, incluyendo la pesca comercial, artesanal, la contaminación del agua y el turismo en las diferentes playas de anidación. Los huevos de tortuga son recolectados por personas de las comunidades cercanas a las playas de anidación, ya sea para consumo propio o para comercializar. Esta actividad provoca una disminución considerable en la reproducción de estas especies, y la pérdida de sus espacios podría generar desorientación.

  • Publicación
    Caracterización de placas de concreto incorporando polímero reciclado PET
    Baires , Sara Oneida ; Carballo Henríquez, Arline Carolina (Editorial UGB, 2020-12-10)
    Debido a la alta utilización de materiales plásticos para productos de consumo diario, en El Salvador se generan 3,676 toneladas diarias de residuos sólidos, únicamente dispuesto a reciclaje el 5% y del cual el 22.21% aproximadamente [1] es plástico, entre los que figuran desechables de un solo uso, de baja densidad y de alta densidad [2]. La disposición final del plástico es un reto, en ese sentido se plantea la incorporación del polímero reciclado PET en un sistema constructivo ya conocido como lo son las placas de concreto, verificando y garantizando el comportamiento de las mismas que cumplan con los requerimientos de una placa de concreto estándar. Esta es una alternativa para incorporar estos residuos de plásticos utilizados en la elaboración de botellas de agua, refrescos y otras bebidas, recipientes de detergentes y otros productos para la limpieza utilizadas por la población salvadoreña. Este proyecto se enmarcó en la línea de investigación que desarrolla la Universidad Gerardo Barrios en temas de innovación de la construcción, contribuyendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), específicamente al ODS 11: Ciudades y Comunidades Sostenibles. [3]. Específicamente este trabajo contempla la caracterización de placas de concreto incorporando polímero reciclado PET en la elaboración, realizando pruebas de laboratorio de resistencia al desgaste, a la compresión, a la flexión, ensayo estándar para la absorción, densidad, contenido de humedad y ensayo a la temperatura para conocer a detalle las propiedades mecánicas y físicas en el funcionamiento del desarrollo de este sistema de la placa de concreto incluyendo el polímero. La obtención de los diferentes ensayos mencionados anteriormente, nos aportan la información para la categorización de los elementos dentro de la mezcla de concreto utilizando polímero reciclado, garantizando la calidad de las mismas y la implementación como material de construcción para los salvadoreños.

  • Publicación
    Estudio del flujo vehicular en la Avenida Roosevelt de la ciudad de San Miguel
    Luna Laínez, Nurian (Editorial UGB, 2020-12-10)
    El orden de crecimiento de las ciudades es inevitable, pero, se deben controlar y establecer parámetros que permitan una circulación rápida, desde la lógica de las paradas de autobús hasta la programación de los semáforos de tipo autónomos, es decir, que sus tiempos sean cambiantes según sea el tráfico. Una mala organización de estaciones de autobuses puede generar un tráfico de 8 vehículos en 30 segundos para subir o bajar pasajeros (Toledo et al., 2008). Una estructura vial es importante para que una ciudad crezca, ya que estás facilitan el traslado y la comunicación, la estructura vial se debe planificar para que el servicio de la población, y que facilite el traslado de las personas de manera colectiva, particular y el transporte de productos. Es necesario que una infraestructura vial permita que las transacciones diarias se realicen con normalidad y en el menor tiempo posible, además, disminuyendo costos y la contaminación de las ciudades (Litman, 2013). El congestionamiento de vehículos ocasiona pérdidas de tiempo y dinero, incrementa el riesgo de accidentes y las emisiones del efecto invernadero. Al administrar el tráfico de mejor manera se disminuyen del 7% al 12% las emisiones de CO2 (Barth, 2009). Debido a que las TIC´s facilitan muchas transacciones, las sociedades están exigiendo cada vez más una mejor movilidad, el usuario es cada vez más intolerante con las demoras, y la mala calidad de algunos servicios de transporte, el estudio de Bermúdez propone que no es necesario construir más calles si no que se realice una optimización 3 del sistema de transporte actual y el desarrollo sostenible del mismo (Bermudez, 2011). Se puede pensar que ordenar el flujo vehicular es solamente trabajo de las autoridades, gobierno central y municipal, pero actualmente existe una variedad de aplicaciones que buscan disminuir el tiempo de viaje de los usuarios, desarrolladas por empresas o, como una propuesta de solución por parte de la academia.

  • Publicación
    Contribución de los estudiantes de enfermería en servicio social al acceso y cobertura universal de salud, en la zona oriental de El Salvador
    Chavarría de Cocar, Laura Noemí ; Esperanza de Torres, Imelda del Carmen (Editorial UGB, 2020-12-10)
    El presente documento consiste en el informe final de investigación sobre la contribución de los estudiantes de enfermería al acceso y cobertura universal de salud en la zona oriental de El Salvador, este aporte visto desde la práctica clínica y el servicio social que realizan los estudiantes en su proceso de formación. El servicio social es el trabajo de carácter temporal y obligatorio que realizan los estudiantes en calidad de egresados de las diferentes disciplinas de salud, que en el caso de enfermería es ad honorem y al ser parte integrante de los planes de estudio es un periodo de la formación académica de estos. Ante la exigencia de garantizar el derecho a la salud de la población salvadoreña, el Sistema Nacional de Salud debe establecer estrategias y mecanismos que permitan lograr el acceso a la prevención, promoción, diagnóstico temprano, tratamiento y rehabilitación de la salud; lo que demanda nuevas capacidades y exigencias para las y los estudiantes de enfermería que se gradúan e incorporan al mercado laboral. Para ello el servicio social representa un excelente medio de vinculación que posibilita que los estudiantes entren en contacto directo con las necesidades de la sociedad y se pongan a su disposición para la resolución de situaciones específicas.

  • Publicación
    Transición de una comunidad moderna hacia una Smart Community Fase II: Plan de impulso al desarrollo inteligente de la comunidad de Jucuapa
    Espinoza, Gisela (Editorial UGB, 2020-12-10)
    En los últimos años, las ciudades han jugado un papel fundamental en el desarrollo socioeconómico de cualquier región. Se han convertido en ejes clave del crecimiento económico, de la innovación, del progreso social, de la cultura, del conocimiento y de la diversidad. Y fruto de ello y de la calidad de los servicios básicos, como el de salud, se han transformado en polos de atracción de población (Tecno & Catalunya, 2012). Uno de los grandes retos que prácticamente todos los países van a enfrentar en este siglo es la planificación, administración y gobernanza de las ciudades de forma sostenible, maximizando las oportunidades económicas y minimizando los daños medioambientales. Es necesario utilizar mejor los recursos públicos y explotar los activos naturales de forma consciente y responsable (BID, 2016a). Para administrar y mejorar las ciudades, se opta por un proceso de transición hacia un modelo inteligente en el cual se pueda gestionar de forma eficiente los recursos, proyectos, procesos de comunicación y participación; pero para que ese cambio sea posible es importante definir una guía que establezca de manera general el camino hacia ese cambio.